sábado, 30 de abril de 2016

LA PUERTA DE ENFRENTE




Título: La puerta de enfrente
Autor: Ilaria Mulinacci
Editorial: Éride ediciones
Número de páginas: 266
Año de edición: 2015

Martina es una periodista de 27 años que tiene mucha suerte en la vida; tanto el trabajo como la familia y los amigos son pilares fundamentales que cada día copan de felicidad su existencia. Sale definitivamente del cascarón, y decide irse a vivir sola, comenzando una etapa de grandes cambios positivos. Lo que Martina no sa be es cómo se transformará su vida en el instante en el que conocerá al vecino de la puerta de enfrente de su nueva casa.




Como ya habréis comprobado, lo que hoy os traigo es una colaboración por parte de Éride ediciones. Tras mucho divagar por su pagina web (os la dejo aquí), al fin me decidí por este libro.

"LA PUERTA DE ENFRENTE",  obviamente lo que me imaginé con este titulo es que la temática se enfocaría entorno a lo relacionado con los vecinos, y no me equivocaba realmente, aunque no es la clase de trama que yo me esperaba.


¿Qué es lo primero que tienes que hacer cuando te independizas? ¡Buscar un lugar donde poder vivir lo mejor posible! Y es así como comienza esta apasionante historia, basada en hechos reales y natural como la vida misma. 

Mis expectativas, eran mas en lo respectivo a la intriga, el misterio... pero una vez más nos encontramos con la típica historia de amor imposible (o no tan imposible).

Desde mi punto de vista la historia se desarrolla un tanto rápido, tratando de meter mucha trama en un numero limitado de páginas y de esa manera no se pueden apreciar muchos aspectos (para mi necesarios), de igual modo la continua repetición de hechos hacen que a veces se haga algo pesado.

A pesar de todo esto, es un libro entretenido, yo lo he leído en época de exámenes y a pesar de no tener mucho tiempo para leer, siempre encontraba un hueco para poder saber como continuaba la vida de Martina y su querido vecino, que me han mantenido con las ganas de saber como acabaría esta pintoresca historia desde que empece a leer el libro. Por otro lado te hace reflexionar sobre el valor de las personas y el propio, así como el respeto personal y el no dejar que nadie te pise, se crea superior a ti, ni te trate como un juguete. El uso de chats a entre nuestros dos personajes ha hecho que se hagan muy amenas e innovadoras las conversaciones entre ellos.

Sinceramente al final no le veo el sentido, para nada es lo que me esperaba después de todo lo ocurrido en el libro, pero supongo que de eso se trata, de sorprender al lector, me encanaría que la autora se lanzase a escribir una segunda parte ya que el modo en el que acaba (un final para mi, abierto) da la oportunidad para escribirlo.

Para finalizar quiero dar las gracia a Éride por proporcionarme este ejemplar y darme esta gran oportunidad.


La evasión era un arma de doble filo, porque no era duradera. Se trataba de un sentimiento precioso que una persona buscaba para salirse de su realidad, su rutina. Era un juego. Un peligroso juego en el que ella no era el león, sino el gladiador. Le quedaban algunas armas, pero era extremadamente débil frente a la bestia, que con un solo movimiento la podía dejar sin vida.